El Arteterepia dirigida a los niños/se y a los jóvenes ofrece un tratamiento continuado y profundo que los ayuda a afrontar las dificultades que se encuentran durante el proceso de desarrollo y de maduración de su personalidad. Desde la creatividad y el juego, los niños/se y los jóvenes se ponen en situación de poder relacionar constantemente aquello que se mueve en su interior, como por ejemplo las emociones, los deseos, las preferencias, los rechazos, etc., y la realidad externa. Este trabajo de ida y retorno desde un mismo ayuda a generar un desarrollo armónico e integrador de sus potencialidades. En entornos o en situaciones vitales conflictivas, donde la persona no consigue encontrar aquello con qué identificarse, donde la investigación de un mismo puede sonar tan lejana, la existencia de un espacio de juego y de descubrimiento personal a través del arte es una herramienta y un recurso muy valioso para las personas en crecimiento.

Colectivos:
– Con necesidades especiales (altas capacidades, discapacitados, etc).
– Situaciones de violencia, de desestructuración familiar, larga hospitalización, etc.
– Inmigración. Integración. – Identidad sexual.
– Dificultades de conducta y de aprendizaje (déficit de atención, hiperactividad, etc)
– Dependencias a tóxicos, a las pantallas.
– Trastornos alimentarios (anorexia y bulimia).
– Niños/se y jóvenes que deseen potenciar sus capacidades y habilidades creativas.
Objetius:
– Desarrollo de las capacidades del juego, creativas, críticas y asociativas.
– Interiorización de valores y normas. – Fortalecimiento y desarrollo de la personalidad.
– Profundizar y reforzar el vínculos familiares, educativos y comunitarios.
– Atención de los diferentes tipos de dificultades con finalidad integradora y transformadora.